Lenguaje en niños: Neurolingüística

Foto de una niña y una chica jugando con dos vasos unidos por un hilo

En Vínculos nos especializamos en el trabajo con niños. Las dificultades en el lenguaje y la comunicación en edades tempranas pueden afectar el desarrollo funciones superiores fundamentales.

Al hablar de evaluación y tratamiento con un abordaje Neurolingüístico nos referimos a un enfoque donde se tienen en cuenta todos los aspectos del lenguaje. Tanto el proceso de comprensión como el de expresión requieren una estimulación específica.

A su vez debemos pensar en todas las dimensiones del lenguaje: pragmática, semántica, sintáctica y fonológica.

Nivel Pragmático: uso del lenguaje con distinta intencionalidad y como herramienta de comunicación

Nivel semántico: significado de las palabras que conocemos y utilizamos

Nivel morfo-sintáctico: organización de las frases. Construcción de enunciados, en principio más acotados y simples hasta llegar a frases complejas y de mayor longitud

Nivel fonológico: programación y orden de los fonemas que componen una palabra para lograr su correcta pronunciación. Si bien se relaciona con la ejecución motriz o coarticulación de los sonidos del habla hace referencia a una organización anterior a la realización del movimiento.

De esta forma, la Neurolingüística permite elaborar estrategias para niños que posean:

  • Distintas patologías donde el lenguaje y la comunicación necesiten estimulación: Trastorno del espectro autista (anteriormente TGD, Asperger, Autismo), retraso madurativo global, patologías de origen genético o congénito, trastornos del aprendizaje, trastornos por déficit de atención o ADD, ADHD, etc
  • Trastornos específicos del lenguaje: Dificultades en alguna o varias dimensiones del lenguaje
  • Retrasos en el lenguaje: Aparición o desarrollo tardío del lenguaje sin estar acompañado de otro tipo de patología neurológica, sensorial, genética o congénita
  • Trastornos articulatorios: dificultad para pronunciar o articular uno o varios sonidos del habla